Una gran preocupación de nuestra era son los microplásticos. Hablamos de plásticos con un tamaño menor a 5mm que han alcanzado estas diminutas dimensiones debido a la erosión o la degradación de plásticos más grandes, o porque directamente se han fabricado así para su uso doméstico. Se encuentran en productos de cosmética como geles de baño, exfoliantes y pastas de dientes. Cuando estos productos entran en contacto con el agua, los microplásticos que los componen pasan a la red hidrográfica y, al ser tan pequeños que las depuradoras no pueden filtrarlos, terminan en océanos y mares.

Una sola ducha puede hacer que 100.000 partículas de plástico acaben en el océano. Es ahí, en mares y océanos, donde se acumulan billones de diminutas piezas de plástico que están perjudicando la vida marina y la cadena alimentaria. El plancton se los come y después los paces se comen ese plancton, por lo que al final acaba en el estómago de los humanos.

Esto se ha convertido en un dramático problema al que cada vez más personas buscan solución. Una de las compañías que ha demostrado estar plenamente concienciada con la contaminación que provocan estos microplásticos es Lush Cosmetics. Gloria Pavía, directora de Comunicación de Lush Cosmetics, comenta en este podcast las alternativas que existen a estos productos que nos permitan dejar de contaminar el medio ambiente.

(Visited 6 times, 1 visits today)
Comparte

Sobre el Autor

Mar Muñoz

Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada del periodismo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.

Los comentarios están cerrados