El sector de la salud es uno de los ámbitos preferidos para las personas que se lanzan a emprender. Y, dicho sea de paso, más prometedor para aquellos emprendedores que buscan un trampolín al éxito. De hecho, todos los pronósticos coinciden en que el sector de la eSalud crecerá a un ritmo del 16%-20% a nivel mundial en los próximos años. En España, en concreto, son cada vez más las personas que se lanzan a emprender en salud.

Tanto incubadoras como aceleradoras o inversores privados reciben a diario propuestas de desarrollo de productos clínicos menos invasivos para dolencias crónicas, telemedicina para controlar al paciente desde la comodidad de su hogar y para reducir el número de reingresos hospitalario, herramientas de inteligencia artificial para prevenir errores en la administración de los medicamentos, soluciones de realidad virtual para que los cirujanos aprendan y practiquen las técnicas como se entrenan los militares en los campos de batalla virtuales, o plataformas para procurar que la comunicación entre los equipos médicos sea más directa e instantánea.

¿Cómo se consigue el éxito al emprender en salud?

Una de las aceleradoras de salud con más experiencia a nivel mundial es el CIMIT (Boston). El Centro de Integración de Medicina y Tecnología ha acelerado con éxito más de 600 proyectos healthtech. Su Director de Operaciones y Director de Implementación de Tecnología, John Collins, explica que el papel del CIMIT es “apoyar al innovador, evitarle los obstáculos que impiden que las buenas soluciones lleguen a los paciente”.

Pero ¿sobre qué patologías versan la mayoría de las soluciones que terminan alcanzando el éxito? ¿Cómo se consigue encontrar ese valor diferenciador en un proyecto que permita triunfar a la hora de emprender en salud? A estas y a otras preguntas ha respondido John Collins durante esta entrevista en Health REDvolution, el programa de posdcasts especializados en salud e innovación de RED3.0. El señor Collins advierte: “Una de las claves del existo es entender qué necesidades no-médicas existen, por lo que no se trata de crear una tecnología que acabe con una enfermedad, sino que resuelva problemas de la forma más rápida, fácil y barata posibles”

Pone un ejemplo: “En Neurología, hay un proyecto muy interesante. Los neurólogos emprendedores fueron capaces de predecir el inicio de un ataque de epilepsia. Esto ha permitido a los pacientes tener una mejor calidad de vida, pues si saben que van a tener un ataque, pueden esperar y colocarse en un lugar seguro. La tecnología no logró curar la epilepsia pero sí mejorar significativamente su calidad de vida”.

Otros programas de Health REDvolution

humanización de la salud

patinetes electricos para niños

(Visited 148 times, 1 visits today)
Comparte

Sobre el Autor

Mar Muñoz

Quien me conoce bien sabe que vivo enamorada del periodismo y de mis raíces almendralejenses. Mi debilidad son las personas.

Los comentarios están cerrados